Salud sexual y métodos de prevención

Es importante que nos preocupemos por nuestra salud sexual, y para ello debemos conocer los diferentes métodos de prevención y las ventajas de utilizar anticonceptivos, algo esencial a día de hoy para prevenir el embarazo así como el contagio de enfermedades que pueden afectar muy negativamente a nuestra salud.

La importancia de mantener una adecuada salud sexual

Debemos tener en cuenta que la salud sexual es una parte muy importante de nuestra salud general, lo que significa que mantener unos cuidados adecuados, supondrá una mejora muy sustancial en nuestra calidad de vida.

Por otra parte, también hay que tener presente que gozamos de una serie de derechos sexuales, es decir, tanto si somos hombres como si somos mujeres, debemos mantener relaciones garantizando nuestra protección, ya sea frente al embarazo como ante la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual, más conocidas como ETS.

De esta manera, estos derechos sexuales son los que nos garantizan que, en el caso de que vayamos a mantener una relación sexual y no se cumplan los mínimos niveles de seguridad, tendremos la libertad de aplazar esta experiencia hasta que dispongamos de los métodos de prevención y anticonceptivos que sean necesarios.

Qué métodos de prevención son los más indicados

Hay que tener en cuenta que tan sólo existe un sistema completamente efectivo frente al embarazo y la transmisión de enfermedades sexuales, que es el no mantener relaciones sexuales, pero evidentemente debemos tener una vida sexual y, por lo tanto, es importante considerar que existen recursos que, si bien es cierto que no nos van a garantizar una protección al 100%, las probabilidades de contraer una enfermedad sexual o quedar embarazada serán mínimas.

En este sentido tenemos la posibilidad de utilizar multitud de anticonceptivos, que van desde el preservativo hasta anticonceptivos orales que previenen el embarazo, esponjas, espermicidas, diafragmas, DIU, esterilización, capuchones cervicales, anillos vaginales, parches anticonceptivos, etc.

Si tenemos la seguridad de que mantenemos relaciones con una pareja estable y que no padece ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual, concentrarnos en la prevención del embarazo será suficiente, pero si nuestra vida sexual es variada o no tenemos estas garantías, deberemos pensar también en prevenir las ETS.

Ventajas de utilizar anticonceptivos

La principal ventaja de utilizar anticonceptivos es evidentemente la prevención del embarazo y/o del contagio de enfermedades venéreas, pero vamos a intentar extendernos un poco más con las siguientes puntualizaciones:

  • Algunos anticonceptivos orales reducen los síntomas premenstruales como el dolor.
  • La gran mayoría no afectan a las relaciones sexuales ni a la lactancia.
  • Tenemos una amplia variedad de anticonceptivos entre los que elegir, teniendo cada uno de ellos unas particularidades que debemos conocer.
  • La gran mayoría son fáciles de utilizar.
  • El uso de determinados anticonceptivos como los condones se limita al momento de mantener la relación sexual.
  • Aunque hay anticonceptivos de precio más elevado, tenemos muchas opciones muy seguras entre las que elegir y que generalmente son más baratas.
  • Es la forma más efectiva de evitar el contagio de ETS.
  • Existen métodos anticonceptivos que no afectan ni producen cambios en nuestro cuerpo u organismo.
  • Los anticonceptivos como el preservativo y el diafragma previenen la aparición de enfermedad inflamatoria pélvica.
  • La gran mayoría de anticonceptivos son reversibles y se pueden dejar de utilizar.
  • Previenen el embarazo no deseado.

Utilizando sistemas de prevención y cuidando de forma adecuada nuestra salud sexual, vamos a poder disfrutar de una mayor seguridad, evitando la aparición de problemas que puedan suponer un impedimento para el normal desarrollo de nuestras vidas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

0 Reviews