CANDIDIASIS VAGINAL EN VERANO

El verano es la época del año más susceptible para desarrollar candidiasis vaginal debido al aumento de exposición en entornos húmedos y de altas temperaturas como playas y piscinas. Esto favorece la alteración de la flora vaginal en la que se da un sobrecrecimiento del hongo Cándida albicans, provocando inflamación y molestias como picor e irritación.

¿Qué podemos hacer para prevenir su aparición?

  • Utilizar productos menstruales de tela que mantengan al pH vaginal.
  • Usar ropa interior de algodón en lugar de sintética.
  • Evitar ropa muy ajustada para que haya una buena transpiración.
  • Mantener el menor tiempo posible la ropa de baño húmeda puesta.
  • Empleo de productos de higiene íntimo que respeten la flora vaginal.

¿Cómo podemos tratarla?

Si sospechamos de una posible candidiasis el primer será recurrir a la a nuestro médico para que haga una adecuada valoración. El trascurso de la infección es muy variable de una persona a otra y puede precisar el empleo de antibióticos.

Sin embargo, también podemos cuidar nuestra alimentación para desintoxicar el organismo. Es fundamental aumentar el consumo de vegetales y en especial verduras de hoja verde como kale, rúcula y espinacas, aguacate, ajo y limón. Por otro lado, hay que evitar alimentos altos en azúcares refinados, lácteos y alcohol ya que conllevan un crecimiento descontrolado de hongos y bacterias.

Tras la recuperación es conveniente el empleo de probióticos que regeneren la flora vaginal y eviten su reaparición.

En definitiva, un sistema inmune débil es mas propenso a contraer esta y otro tipo de infecciones. Por ello siempre es importante cuidar nuestra alimentación, hidratarnos, mantenernos activos y cuidar la higiene en cualquier época del año.

Cuida tu higiene diaria con:

0 Reviews

Write a Review